Pruebas de emisiones serán obligatorias a partir de hoy

Pruebas de emisiones serán obligatorias a partir de hoy

Las pruebas o ensayos de emisiones conducción real y no en laboratorio que se autorizara luego de descubrirse el fraude del fabricante alemán Volkswagen, hoy entran oficialmente en vigor este control para los coches nuevos, una medida que la Comisión Europea (CE) confía sirva para mejorar los controles.

En 2007 la CE recibió el mandato para diseñar controles que se asemejaran más a las condiciones reales de conducción, el trámite se hizo considerablemente lento.

En 2015 saltó a los medios de comunicación el “dieselgate”, cuando en Estados Unidos se detectó que Volkswagen utilizaba programas informáticos fraudulentos para que sus autos cumplieran virtualmente con los estándares requeridos.

El Ejecutivo comunitario presentó poco después su propuesta para mejorar los controles, siendo el principal que la propia Comisión Europea tiene poderes para sancionar directamente a los fabricantes.

Las pruebas de emisiones pretenden garantizar resultados más fiables y restablecer la confianza entre los usuarios

La CE invitó a los Estados miembros de la UE a realizar investigaciones sobre los niveles reales de las emisiones de los vehículos de sus territorios e inició procedimientos de infracción contra ocho Estados miembros (Alemania, República Checa, España, Grecia, Lituania, Luxemburgo, Reino Unido e Italia) por su desacato a endurecer las normas.

El vicepresidente comunitario para Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen, declaró que los nuevos ensayos de emisiones son un punto cumbre en su labor a favor de autos más respetuosos con el medio ambiente y más sostenibles a largo plazo.

Comentó que los nuevos ensayos de emisiones garantizarán unos resultados más fiables y contribuirán a restablecer la confianza en el comportamiento de los automóviles nuevos.

“El escándalo de las emisiones ha mostrado que es necesario contar con más independencia a la hora de someter a ensayo los automóviles, así como reforzar la vigilancia del mercado y que la Comisión pueda intervenir en caso de irregularidad”, admitió Katainen.

Recordó que la CE desde enero de 2016 presentó una propuesta con este objetivo que sigue en trámite y consideró que “ya es hora” de que el Parlamento Europeo y el Consejo la adopten”.


Más información de la industria automotriz en el sitio de Francisco Mieres Fernandez